Camino con Santiago

Excursión a La Mola de Colldejou

Sí, eso que ves es La Mola de Colldejou. A poco que hayas mirado hacia el horizonte, habrás visto una montaña con forma de muela. Ahora todo tiene sentido.

Desde su cima puedes observar la costa, la escarpada Sierra de Llaberia o el Montsant, entre otros muchos puntos de interés. ¡Sus vistas son la leche!

En lo alto de La Mola, además, yacen las ruinas de un pequeño castillo. Construido durante la tercera guerra carlista, llegó a ser utilizado como telégrafo óptico.

Aquí no acaba lo interesante.

Poco antes de la cima, existe una cueva de 140 metros de distancia que cruza la montaña. Eso sí, en la salida es necesario montar un rapel para seguir.

La elevación de La Mola de Colldejou coquetea con los 1.000 metros. Por esta misma razón, ofrece un mirador perfecto desde el que presenciar el atardecer.

Junto con Els Gorgs de La Febró o Els Avencs de La Febró, La Mola es una de las excursiones de cabecera de la Costa Dorada. ¿Te la vas a perder?

La Miranda
Vistas de la Sierra de Llaberia, La Miranda y su radar esférico

Ficha de La Mola de Colldejou

Consideraciones

Esta excursión es perfecta para introducirse en la Sierra de Llaberia. Subir a lo alto de La Mola de Colldejou da una idea de qué se puede esperar del resto de picos.

Desde la cima, echa un vistazo a La Miranda. Sabrás cuál es por su radar. Desde él, y a mano izquierda, sobresalen múltiples picos cuya visita es casi obligatoria.

A modo de ejemplo, identificarás La Punta dels Frarers, La Punta de Fornells, Mont-redon o Cavall Bernat, la que es para mí una de las más icónicas por su forma.

Me sigues, ¿verdad?

Si te quedas con ganas de más, puedes o bien ampliar el recorrido yendo hasta La Miranda o bien volver otro día y, entonces sí, atacar las cimas anteriores.

¿Te van las emociones fuertes? Puedes hacer todos estos picos, incluida La Mola de Colldejou, en un único día. Eso sí, el desnivel positivo te saldrá por las orejas.

Tampoco hace falta que te pegues una paliza. Puedes atacar cualquiera de estas cumbres desde Pratdip o Llaberia. Eso sí, La Mola es más asequible desde Colldejou.

Cómo medir la dificultad

Determinar la dificultad es de por sí una dificultad. La dureza depende de múltiples factores. Por ejemplo, de la condición física, la experiencia y la edad de la persona.

En Camino con Santiago, expresamos la dificultad mediante SENDIF: una metodología que aplica unos criterios homogéneos para analizar los itinerarios a pie.

Dicho sistema considera que la dureza depende, por una parte, del esfuerzo físico requerido y, por otra parte, de la exigencia técnica demandada por el terreno.

El método SENDIF fue creado por la Taula de Camins de l’Alt Pirineo i Aran, un órgano consultivo en materia de caminos y actividades que hacen uso de ellos.

Distancia8,54km
Desnivel positivo560m
Duración2 horas y 11 minutos
Dificultad técnicaPendientes pronunciadas
Dificultad físicaModerada
Track de la rutaDescargar en Wikiloc
Bebedero de La Mola de Colldejou
Vistas del inicio de la bajada. De este agua bebe el ganado.

Dificultad técnica

Te recomiendo hacer la ruta en el sentido que propongo. Esto es más importante de lo que parece. Si la haces al revés, las pendientes de bajada imponen respeto.

Una vez que estés en la cima, ten en cuenta que el viento puede ser muy molesto. Si el tiempo está complicado en la planicie, deja la ruta para un día más calmado.

El camino es fácil de seguir. Se trata de seguir el camino GR-7 hasta que se cruza con el GR7-3, el sendero que utilizarás de bajada hasta que llegues al Coll del Guix.

En el cruce de ambos caminos, entrarás en un bosque que pronto abandonarás. Presta especial atención al camino. Yo me despisté y me salí un poco de la senda.

¿Dónde está la dificultad?

Ya te lo puedes imaginar, en las pendientes pronunciadas hasta La Mola de Colldejou. Mi consejo es que utilices bastones de caminar para evitar resbalones.

Dificultad física

La dureza física de La Mola de Colldejou reside en ascender sus 560 metros de desnivel positivo en 3 kilómetros. La subida pica hasta que vislumbras el castillo.

De nuevo, recomiendo hacer uso de bastones. Tus lumbares te lo agradecerán, te cansarás menos y evitarás caídas en las pendientes gracias a tus puntos de apoyo.

Si estás familiarizado o familiarizada con la montaña, puedes plantearte correr a lo largo del camino de vuelta. A mí me parece muy divertido hasta el Coll del Guix.

Atardecer en La Mola de Colldejou
El atardecer en el camino de vuelta

Cómo llegar al punto de inicio

La ruta empieza desde Colldejou, el municipio que queda cobijado por La Mola. En él encontrarás un gran aparcamiento asfaltado que servirá como punto de inicio.

Llegar es bastante fácil. Lo normal es ir hasta Monr-Roig del Camp y tomar la carretera que pasa a un lado de la bonita Ermita de Mare de Déu de la Roca (T-322).

Un consejo:

Si vienes de Reus, no entres en el núcleo urbano de Mont-Roig antes de la cuenta a través de la T-310z. Sigue hasta llegar a la rotonda en la que indica Colldejou.

En el caso de que hayas entrado en el municipio por error, simplemente ve hasta el ayuntamiento. La carretera contigua es justamente la que debes tomar.

El pueblo de Colldejou y, detrás, La Mola

Puntos de interés de La Mola de Colldejou

La cueva de La Mola

Se encuentra relativamente cerca de la cima; no obstante, visitarla requiere que te apartes del camino durante unos minutos. Nada que no puedas hacer sin problemas.

Cuenta con 140 metros de recorrido. Fue descubierta por la Agrupación Excursionista de Catalunya de Reus (AEC) en el 1915. ¡Recuerda llevar frontal para explorarla!

Si te adentras en ella, recuerda que a su salida es necesario montar un rapel para emprender la bajada. Tiene algunos pasos estrechos que harán que te quites la mochila.

La Mola de Colldejou

Bueno, supongo que no es una sorpresa. La Mola es una de las montañas más populares entre los excursionistas gracias a su silueta inconfundible en el horizonte.

Su cima es enorme. Quizá no lo parezca, pero tiene más de 1 kilómetro de largo y 400 metros de ancho. Siempre que vuelvas, encontrarás algo nuevo en su planicie.

Las vistas son espectaculares. El radar es el edificio blanco que reposa sobre La Miranda. A mano izquierda, están los picos más populares de la Sierra de Llaberia.

Hay más que ver. Justo en el lado opuesto de Llaberia, está la Sierra del Montsant. Además, de subida habrás visto la Sierra del Pradell y sus molinos eólicos.

Todavía se puede ver más. Según he podido leer, el río Ebro es visible en los días de cielo sereno. Teniendo en cuenta que Mallorca se ve desde La Mussara…

El castillo de La Mola

Es un monumento protegido como bien cultural de interés nacional. La torre se construyó durante la tercera guerra carlista. Está en la cima, no tiene perdida.

Si el viento te resulta muy molesto, la fortificación te ofrecerá cobijo para que recuperes fuerzas. Así lo he hecho yo mismo cuando me ha pillado el mal tiempo.

Coll del Guix

Te topas con él cuando llevas un buen tramo de la bajada. Se trata de la bifurcación en la que se abandona el GR 7-3 para tomar, una vez más, el GR-7 hasta Colldejou.

Ya que estás aquí, presta atención a la señalización. Si quieres ir hasta La Miranda, deberás volver al Coll del Guix tarde o temprano. Se indica en el panel de dirección.

Fotos de La Mola de Colldejou

Rutas cercanas

Santi García

Soy Santi, me flipa el gazpacho y mi sueño es visitar el Everest. En Camino con Santiago, comparto rutas, mitos y leyendas de la Costa Dorada.

Dejar comentario

Santi García

Soy Santi, me flipa el gazpacho y mi sueño es visitar el Everest. En Camino con Santiago, comparto rutas, mitos y leyendas de la Costa Dorada.